Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Marketing Digital

Las buenas prácticas en la gestión de redes sociales son fundamentales, porque logran establecer relaciones directas y coherentes entre la empresa y los consumidores, permitiendo posicionar nuestra marca de manera integral en la era digital.

Es importante además, tener en cuenta, que las redes sociales representan un canal con un potencial gigantesco como medio de información y no menos importante, como un gran espacio para atraer y buscar un lugar en la memoria y en el corazón de nuestros usuarios. 

Por todo esto, evidenciamos la importancia de planificar y ejecutar de manera especial, todas las actividades que existen alrededor de la gestión de las redes sociales, con el objetivo de exprimir ese potencial y darle fuerza a la comunidad que buscamos construir a través de ellas. Pero, ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para lograrlo con éxito? te compartimos algunos de ellos que no puedes pasar por alto.

 

  1. Branding: ¿tu marca está lista para la era digital?

No es un secreto, el Internet ha llevado a muchas transformaciones en diferentes aspectos a nivel global, las empresas por ejemplo, se ven en la necesidad de implementar procesos de transformación digital para responder a nuevas dinámicas del mercado; una de ellas es hacerse visible digitalmente. En este punto, es donde surge un gran interrogante que es vital plantearnos antes de iniciar con fuerza el proceso ¿nuestra marca está preparada para adaptarse a los nuevos canales que ofrece el mundo digital?

Para dar respuesta, es necesario pensar tu marca Online en canales como:

– Sitio web
– Redes Sociales
– Productos Audiovisuales
– Productos digitales como presentaciones, ebooks y contenido interactivo.

No debemos temer a los cambios, en ocasiones es necesario modernizar desde aspectos como el color hasta el mismo concepto, todo con miras a otorgarle a la marca una amplia posibilidad de adaptación y flexibilidad para que sea fuerte en múltiples canales.

  1. Planeación ¿Tienes claro lo que vas hacer y en qué canales desarrollarlo?

Antes de generar o compartir contenido, es fundamental tener un panorama muy claro de todo lo que se quiere lograr y las acciones necesarias para ello. Aspectos básicos como:

– Objetivos definidos.
– En qué canales o redes sociales se va desarrollar y cuáles son más convenientes para tu marca.
– Definición de un público o segmento al que se quiere apuntar.
– Definir el tipo de contenido hará parte de la comunidad.
– Qué medios o herramientas usaremos para evaluar periódicamente el proceso.

Todos son elementos esenciales para darle cuerpo y sentido a nuestra estrategia, además apuntan a cumplir de manera organizada, objetivos como, afianzar los vínculos con nuestros usuarios y fortalecer el posicionamiento de nuestra marca.

Es evidente que el mundo digital está repleto de cambios vertiginosos e innovación constante y las redes sociales no son para nada ajenas a esta dinámica, por eso la planeación no debe tomarse sólo como un libreto o una camisa de fuerza; pues es importante resaltar que la flexibilidad y la adaptación, deben ser características firmes de todas las estrategias digitales. En efecto, el hecho de definir unos horizontes nos permite trabajar de forma organizada, evaluar el proceso cuando es necesario y enfrentar los cambios con unas bases muy bien afianzadas.

 

  1. El contenido y su valor ¿Qué tipo de contenido estoy generando?

Desarrollar contenido no es ahora una tarea sencilla, es verdad, en redes vemos día a día cantidad de información en diversos formatos; por eso la importancia de otorgarle un valor agregado a todo lo que desarrollamos por estos medios.

Necesitamos atraer, enamorar y generar un vínculo con los usuarios y el contenido es en esencia, el que abre las puertas a esa anhelada relación. Actualmente, a través de las redes sociales buscamos implementar contenidos que muestren marcas más humanas, más cercanas, que ofrezcan experiencias, más allá de servicios o productos, por eso el contenido debe ser pensado como una solución a diversas necesidades, como un canal de directo de interacción, de reconocimiento y de participación.

Para esta tarea es necesario:

– Tener en cuenta el tipo de público que hemos definido con anterioridad.
– Definir campos o temas en los que tengamos conocimiento, para generar credibilidad y aportar efectivamente.
– Aprovechar la diversidad de formatos para enriquecer el proceso.
– Generar contenido más cercanos, stories, transmisiones en vivo mostrando el lado humano del día a día.
– Cuando se construye el contenido tener en cuenta las fuentes y la veracidad de la información.
– Estudiar las particularidades de cada red social y desarrollar contenido adaptado para cada una de ellas.

En resumen, el desarrollo de contenido es una actividad de una responsabilidad inmensa, es un trabajo que debemos realizar de forma minuciosa, eso sí, sin perder la naturalidad y la espontaneidad de los momentos que hacen parte del día a día.

 

  1. Generalidades ¿Qué debo tener en cuenta a en todo momento para una buena gestión? 

Hoy existe muchísima información que busca ofrecerte nociones y recomendaciones destacadas para que tu gestión de redes sociales tenga buenos frutos, coincidimos todos en hacer valer la importancia de desarrollar una estrategia planificada, cercana al usuario y cargada de valor a través de los contenidos. Por todo esto, no sobra mencionar algunos tips que pueden ayudarnos a conseguir los objetivos y a mantener una relación duradera y real con nuestros usuarios:

Estar muy atentos a la participación, interactuando con los usuarios para hacerles saber que los tenemos en cuenta.


– Manejar situaciones adversas con respeto y comprensión ofreciendo soluciones oportunas en el mismo canal donde se presentan.
– Mantener una constancia, una actividad recurrente con la gestión y el desarrollo de contenidos
– Fijar post de relevancia.
– Estar atento a los cambios que constantemente se generan en cada red social, para adaptarse fácilmente.
– Realizar una evaluación periódica de la gestión para conocer fortalezas y los puntos susceptibles a cambios o mejoras.
– El tiempo en el que hemos tenido la oportunidad de interactuar con nuestra comunidad, es una oportunidad para conocerla mejor y por ende trabajar para mejorar el contenido.


Las redes sociales son una gigantesca posibilidad de demostrarle a nuestros usuarios lo importantes que son para nosotros y la capacidad que tenemos para conectarnos con ellos, por eso la importancia de valorar este tipo de estrategias y de desarrollarlas con la responsabilidad y el trabajo que ameritan.
0

WhatsApp Cotiza Aquí